La belleza no está solo en las cosas lindas, es sentirte feliz con el mundo que te rodea.

Encontrar tu propio estilo, tu propia esencia mas allá de las modas es lo que define a una casa canchera.

Una casa que tenga tu sello personal, tu música, tus plantas, tus libros, tus recuerdos, tu humor, es una casa auténtica donde en cada rincón hay un poquito de vos.

Es tu lugar, tu universo al que siempre tenés ganas de volver.

Flor.